March 25, 2019, 03:54:45 pm

News:


F@bric@nd0 F@nt@si@s

Started by **JLR**, December 07, 2010, 07:19:46 pm

Previous topic - Next topic

0 Members and 1 Guest are viewing this topic.

**JLR**

December 07, 2010, 07:19:46 pm Last Edit: December 07, 2010, 07:24:06 pm by **JLR**


Quisiera poder hablarte decirte cuanto te amo y abrazarte, como antes quisiera sentir tu risa volver a tocar tus manos siempre tibias, cada día quisiera verte despertar a lado mío
que Dios me escuche y pueda darme lo que pido Vivo en un mundo de mentiras fabricando fantasías para no llorar ni morir por tu recuerdo vivo malgastando horas evitando estar a solas para no pensar pero tu imagen donde quiera está presente aun no he podido superar perderte Quisiera ganar el tiempo que se me escapó y no dije me arrepiento, lo siento quisiera escribir un libro


para que no se me olvide lo vivido, contigo quisiera verte despertar a lado mío
que Dios me escuche y pueda darme lo que pido Vivo en un mundo de mentiras
fabricando fantasías para no llorar ni morir por tu recuerdo vivo malgastando horas
evitando estar a solas para no pensar pero tu imagen donde quiera está presente
aun no he podido superar Tanta tristeza que siempre deja ese sabor amargo de tu ausencia vivir sin verte cuanto me duele la vida va pasando y tu no vuelves


(Vivo en un mundo de mentiras, fabricando fantasías) No escucho tu voz ni tu risa
(Vivo en un mundo de mentiras) Tu fuiste la luz de mi vida (Fabricando fantasías)
No ha sido fácil para mi tu despedida (Vivo en un mundo de mentiras) Sufro por tu ausencia dio tras día (Fabricando fantasías) Aliviame este dolor Dios mío que no se me quita
El amor es la razón de ser de toda una vida, la razón de ser una lágrima, de un sacrificio, de una superación, de una esperanza, de una ilusión. La razón de un perdón y de una entrega total. Amar es entregarse sin reservas, sin egoísmo, sin pedir nada a cambio, simplemente amor. porque donde vive el amor, no muere jamás la esperanza. Porque la verdadera vida comienza cuando el amor es una REALIDAD.

                       J. López