Sabían Ustedes Mis Nagüeros Que...

Started by **JLR**, August 26, 2010, 06:47:30 pm

Previous topic - Next topic

0 Members and 1 Guest are viewing this topic.

**JLR**

 

                              El saber no ocupa espacio (léelo Por favor)




En la década de los 60 y como consecuencia de la Guerra de abril del 65, surgió el movimiento llamado Poetas de Postguerra (o Joven Poesía), como Mateo Morrison, Andrés L. Mateo, Enriquillo Sánchez, Tony Raful, Alexis Gómez Rosa, Enrique Eusebio y Soledad Álvarez, entre otros y otras
25 años después "En los años ochenta"  aparece otro  movimiento poético que rompe con aquella generación del 65, al desentenderse de lo ideológico y de la circunstancia histórica, creando una poesía del pensamiento y la reflexión sobre otros temas: no ya lo social, sino lo filosófico, la muerte y lo erótico. Entre esos poetas están, Leandro Morales, José Mármol, Plinio Chahín, Dionisio de Jesús, Médar Serrata, Víctor Bidó, José Alejandro Peña, etc. Cabe destacar poetas de transición de finales de los años setenta y principios de los ochenta, como José Enrique García, autor del libro El fabulador y Cayo Claudio Espinal creador del Movimiento Contextualita y autor de los libros Utopía de los vínculos, Banquetes de aflicción, Comedio (entre gravedad y risa), Las políticas culturales en la República Dominicana, La mampara y Clave de estambre. También de transición, aparece en 1993 Preeminencia del tiempo, de Leopoldo Minaya, tal vez la obra poética fundamental de la última década del siglo XX, caracterizada por un sincretismo estético y estilístico que integra el canon clásico a las diversas escuelas de vanguardia, revelando una angustia existencial que remonta a las esencias mismas del espíritu humano.
El amor es la razón de ser de toda una vida, la razón de ser una lágrima, de un sacrificio, de una superación, de una esperanza, de una ilusión. La razón de un perdón y de una entrega total. Amar es entregarse sin reservas, sin egoísmo, sin pedir nada a cambio, simplemente amor. porque donde vive el amor, no muere jamás la esperanza. Porque la verdadera vida comienza cuando el amor es una REALIDAD.

                       J. López